Ante los estragos que dejó la tormenta Earl en el municipio, el alcalde Tomás Ríos Bernal aseveró que es hora de que el gobernador Javier Duarte de Ochoa se preocupe por los municipios afectados y Córdoba sea considerada dentro del Fondo Nacional de Desastres (Fonden).

“Ellos (Gobierno estatal) son la primera instancia para pedir y debe estar viendo el gobernador por sus municipios. A río revuelto ganancia de pescadores; creo que ya le toca a la ciudad de Córdoba que volteen a vernos”, enfatizó.

Aunque el Municipio debe esperar cerca de dos meses para conocer la respuesta de la Federación, a través de la Secretaría de Protección Civil en la entidad, el edil dijo que de ser necesario recurrirán a utilizar recursos propios para solventar las necesidades prioritarias que demande la población afectada.

“Seguimos insistiendo, pero somos responsables con nuestro recurso; no podemos estar esperando un recurso del Fonden para que nos venga a resolver dentro de dos años. El ciudadano quiere ahora”.

“Lo importante es que tengamos respuesta al ciudadano sin estar esperando a que el Fonden llegue; el Estado tendrá la respuesta en sus manos”.

 

PRIORIDAD

II El regidor Juan Antonio Regules votó en contra de un convenio de colaboración para capacitar a empleados en Derechos Humanos.“Que se preocupen más por los damnificados y paguen lo que deben”, señaló.

 

Ana De la Luz M./El Mundo de Córdoba

Foto. Juan Antonio Regules, Regidor