Córdoba.- Un “jaloneo” por puestos de trabajo en las áreas de Patrimonio municipal y Departamento Jurídico surgió ayer en el Ayuntamiento, cuando gente cercana a la alcaldesa Leticia López Landero arribó a esas oficinas para cambiar chapas y evitar el ingreso de las personas que laboran actualmente ahí.

Ayer, cerca de las 18:00 horas, personal de Leticia López llegó a esas oficinas en el Palacio municipal, generando desconcierto entre empleados que trabajaron en la administración de Tomás Ríos y que hoy temen su despido, pese a ser parte del equipo del síndico José Javier Medina Rahme, quien se encontraba en Xalapa.

Cuando la Alcaldesa observó que los medios de comunicación tomaban registro de lo sucedido en el edificio público, expresó al notario 7, Enrique Álvarez Jácome: “Licenciado, ¿le puedo pedir un favor? yo creo que esto no es de la incumbencia de los medios, es algo interno; yo diría que pasáramos a la oficina”.

Las personas que permanecían en los pasillos, entre ellos el suplente del síndico, Luis Rafael Sáinz Yunes fueron a la Presidencia, donde se encerraron 43 minutos.

Al concluir la reunión, Sáinz informó haber recibido una instrucción de la Alcaldesa, de entregar el área de Patrimonio a las personas designadas por ella.

Una trabajadora se dijo preocupada, aunque afirmó que fueron citados a laborar el lunes. “Nos dijeron que normal, pero no sabemos qué va pasar en realidad”.

Una fuente extraoficial dijo que se trata de un conflicto originado por Leticia López y su insistencia de colocar a su gente cercana y no personal de confianza del síndico José Javier Medina Rahme.

(Con inf. de V. Montalvo)