Debido a la situación de inseguridad, por lo menos 15 instituciones escolares, entre ellas la primaria Francisco Hernández y Hernández (Cantonal), han recurrido a simulacros de situaciones de riesgo como balaceras.

El titular de la Unidad Municipal de Protección Civil, Jesús Ávalos Ibarra, dijo que la cifra es baja si se toma en cuenta que hay más de 300 planteles en Córdoba y quienes se han capacitado representan apenas el cinco por ciento del total.

La directora de la “Cantonal”, Minerva Flores Hernández, dio a conocer que es a través de la unidad de PC que se coordinan de tal manera que sean auxiliados en el tema de los tiempos.

“Este tipo de simulacros ya son recurrentes en nuestro plantel. Tenemos un calendario donde nos especifica si se va tratar de un incendio, sismo o balacera”, comentó en entrevista.

Para el caso de escenarios de balaceras, tanto el personal como alumnos escuchan el sonido de una matraca que simula detonaciones afuera del aula para luego resguardarse en el suelo como lejos de los ventanales.

Los maestros ven bien las medidas preventivas ante los hechos delictivos.

“Los niños ya están alerta. A veces ellos escuchan primero que nosotros y saben cómo reaccionar; uno está metido en el trabajo, pero ellos al (escuchar el) sonido saben que se deben tirar al suelo y resguardarse”, dijo la maestra Aída Herrera.

 

II Noé Carrillo Molina

EL MUNDO DE CÓRDOBA