Los nombres de 30 empleados de la Jurisdicción Sanitaria 6 en Córdoba, aparecen en la lista de supuestos dueños y colaboradores de empresas fantasma, creadas por el ex gobernador Javier Duarte para desviar dinero.

La cifra podría aumentar pues los trabajadores del sector salud tienen la encomienda de acudir al SAT para conocer si sus datos están registrados sin que ellos lo sepan.

El secretario de Salud, Arturo Irán Suárez Villa, informó ayer en Xalapa que pedirá al SAT abrir una ventanilla especial para atender la situación de los empleados, pues hay información de que se les retuvo el Impuesto Sobre la Renta (ISR), por movimientos ajenos a sus actividades.

A nivel estatal, son dos mil 168 trabajadores afectados, según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA).

Ayer, el secretario general de la Subsección 8 de la Sección 26 del SNTSA , Margarito Ramos Gómez, indicó que trabajadores de la Jurisdicción 6 denunciarán en la PGR y en la Fiscalía General del Estado (FGE) para deslindar responsabilidades.

“Hasta ayer (sábado) iban como 30 casos. Nosotros seguimos revisando porque cada caso es personal; se pidió a todos que revisaran de forma personal su estado de cuenta en el SAT para descartar que figuren dentro”.

Hoy lunes definirán las acciones legales a emprender.

“Desconocemos que tipo de empresas fueron. Se trata de ocho o 10 empresas en las que aparece el personal de las Jurisdicciones Sanitarias de Córdoba y de Orizaba; en aquella ciudad iban 40”, dijo.

Según el jefe jurisdiccional de Orizaba, Alberto Godoy, al menos 12 vectores fueron utilizados en empresas fantasma en la gestión de Duarte.

“María” fue dada de alta en Binhard Innovation S.A. de C.V. y Onkous S.A de C.V. con un sueldo de más de $2,400 al mes, que no cobró. “Yo no estuve trabajando ni cobré en esas empresas”, aseguró.

 

II Noé Carrillo Molina

EL MUNDO DE CÓRDOBA