Al menos dos primarias, la “21 de Mayo” y “Juan Escutia”, esta última en San Román, sufrieron daños por el sismo.

Pese a la situación, ambas instituciones reanudaron las clases, sin una evaluación a sus inmuebles y sus riesgos.

Luego del sismo de 8.2 grados en la escala de Richter, la Secretaría de Educación Pública decretó la suspensión de clases el viernes en 11 estados del país, entre ellos Veracruz.

Refirió que hubo suspensión de clases en 28 planteles en Veracruz, por los estragos que les causó el sismo y señaló que los inmuebles se mantendrán cerrados para evaluar daños en esos edificios.

Sin embargo, en lo que respecta a Córdoba, ayer se iniciaron clases en todas las escuelas, pese a que desde el viernes trascendió que en al menos dos, hubo daños.

Se trata de la primaria “Juan Escutia”, en la unidad San Román, donde de un total de 10 aulas, siete se registran con daños, ya que presentan grietas en muros y techos; la mayor afectación se corroboró en el salón de cómputo y el grupo de Segundo “A”.

Marisol Saldaña López, presidenta de la Asociación de Padres de Familia de esa primaria, señaló que el reporte de la situación la realizaron desde el viernes a la delegada de la Secretaría de Educación de Veracruz, María Estela Rodríguez Olguín y que ayer por la mañana se informó a Protección Civil municipal.

La directora Edith Trujillo Carrasco dijo que el reporte fue a través del supervisor Óscar Pérez Rodriguez. Consideró que las afectaciones representan un peligro para los 316 niños del turno matutino.

Otra escuela afectada es la primaria “21 de Mayo”, en el bulevar Córdoba-Fortín, donde reanudaron clases.


II Alejandro Aguilar

EL MUNDO DE CÓRDOBA