Córdoba. Un total de 17 estudiantes de la escuela primaria Guillermo A. Sherwell presentaron intoxicación menor debido a la inhalación de gas, que según funcionarios de Protección Civil regional, provenía de las alcantarillas.

Los niños fueron atendidos por paramédicos de la Cruz Roja de Córdoba.

La primaria se ubica en la avenida 11 y calle 21, de la colonia Huilango.

En el plantel estudian más de 300 niños en el turno matutino, que ayer fueron desalojados dos veces debido al fuerte hedor.

La primera vez que el olor a gas fue detectado ocurrió a las nueve de la mañana, pero tras una revisión a las instalaciones por parte de trabajadores de Protección Civil, se llegó a la conclusión que no había nada que temer en la escuela, por lo que regresaron.

Pero tres horas después, el olor volvió a intensificarse, afectando directamente a 17 alumnos, que presentaron síntomas de intoxicación: dolor de cabeza y náuseas, por lo que los socorristas de la Cruz Roja acudieron a la escuela para auxiliarlos utilizando oxígeno clínico.

Posteriormente, los menores se retiraron del plantel acompañados de sus padres.

Según elementos de Protección Civil, el olor provenía de las alcantarillas, según se detectó.

En primera instancia explicaron que las emisiones podrían haber sido causadas por desechos que permanecen en las tuberías y que con el calor despiden diversos olores.

Sin embargo al cierre de la edición, el coordinador regional de Protección Civil, Carlos Mendoza Aguilar, explicó que continuarían con las investigaciones para descartar que no se trate de una fuga proveniente de alguna vivienda cercana.

Hasta el momento, no ha habido algún reporte de que la salud de los menores se vea afectada por la emanación.

Erik cruz/Alex Villanueva/EL Mundo de Córdoba