Aunque sin conocerse el número oficial de socios que entraron en "rebeldía", empresarios de la Cámara Nacional de Comercio dejaron de pagar el impuesto del 3% a la Nómina, como convocó el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares el 30 de julio.

"Si no hay infraestructura, carreteras, seguridad e inversión para que se generen empleos, de nada sirve que se estén pagando impuestos. Lo más sano jurídicamente es recurrir a los amparos", dijo el presidente de Canaco, Ricardo Barreda Vásquez.

A esos empresarios, detalló, se suman otros 75 inversionistas que de forma colectiva se ampararon contra el aumento de dicho gravamen.

"Por la lista de proveedores que se sumaron a este fideicomiso se habla de alrededor de 13 mil millones de pesos de deuda y el impuesto recaudado a nivel estatal asciende a tres mil millones anuales; es decir que tardaríamos cuatro años y medio sin recibir beneficios".

Ayer, en la Canaco se realizó una reunión con más de 30 inversionistas, quienes buscan conformar una unión que defienda los derechos de empresarios contra esta modificación de ley.

Noé Carrillo Molina/EL MUNDO DE CÓRDOBA