El aumento del 7 por ciento en el cobro de agua ha afectado el bolsillo de los ciudadanos, sobre todo porque el costo no es equiparable con el servicio que mantiene Hidrosistema; algunos han tenido que comprar litros con pipas o más garrafones de agua purificada.

María del Carmen Ramírez Canseco es habitante de la colonia Los Cerezos, la cual tiene agua una o dos veces por semana pero no es suficiente para los quehaceres del hogar, por lo que debe enviar parte de la ropa sucia a la lavandería, erogando un dinero extra a su semana.

“No tenemos agua nunca porque nos llega una o dos veces a la semana y veo muy mal el aumento cuando no tenemos el servicio. El año pasado pague 600 y ahorita 861 pesos. He tenido que comprar agua en pipa, irme a bañar a otro lado y hasta mandar la ropa sucia a la lavandería por la falta del servicio”, señaló Maria del Carmen Ramírez.

En cubetas y tambos ha tenido que almacenar el agua para ir distribuyendo al resto de los días que hay escasez, ademas el consumo de garrafones a la semana pasó de uno a tres, desembolsando 180 pesos quincenales más 120 pesos de la lavandería, es decir, 300 pesos que no estaban contemplados dentro de su presupuesto.

“Es más dinero que hay que desembolsar por la falta de un servicio que este año nos aumentaron”, señaló.

Por otra parte, en Las Arboledas pasa la misma situación, una pareja de adultos mayores luego del pago anual indicaron que en su recibo de este año fue de 860 pesos.

“Tenemos un día sí y otro no, como vivimos en condominios a veces nos la echan dos horas nada más y a veces no tenemos. No nos parece el aumento pero no hay otra opción, pero el servicio no es bueno”, mencionó Yolanda Payán Martínez.

En el caso de la colonia San Martín de Porres, el señor Luis Ortíz dijo que para ahorrarse algunos pesos prefiere pagar anualmente a Hidrosistema, pero ayer que acudió a las cajas eran 58 pesos más que en el 2017, su cuenta pasó de 386 a 444 pesos.

“Tuvimos que comprar un tinaco más grande y almacenarla porque las veces que nos toca agua pues no es de todo el día, sólo como unas ocho horas. Además en mi casa que somos tres personas pues consumimos más agua de garrafón, destinamos unos 75 a 80 pesos para el agua purificada”, manifestó Luis Ortíz.

La dependencia municipal hasta el jueves pasado llevaba una recaudación de seis millones 149 mil pesos con un total de ocho mil 212 recibos.



Jazmín Suazo Solís

EL MUNDO DE CÓRDOBA