Padres de familia definen la 46 Campaña de Operaciones que realiza la Clínica de Labio y Paladar Hendido (CLAYPA) en el Hospital Covadonga como una nueva oportunidad y esperanza de vida.

Sentados en la sala de espera, esperan con emoción a ver la nueva sonrisa de sus pequeños. Mientras que otros esperan el llamado para entrar a quirófano.

Karina Hernández Hernández y Alejandro Alcántara Axel, con su bebé de año y medio, son de las familias que esperan la llamada del doctor, quizá en una hora ya esté en quirófano su hijo.

Siendo ya la segunda intervención, mencionan: "Cuando estornuda en ocasiones echa la comida por la nariz". Karina mira al suelo y expresa que a los siete meses de embarazo detectaron labio leporino a su bebé Alex.

"Hasta este año serán dos intervenciones, la primera en junio, y esta vez por el paladar hendido, pero nos comentan que hay que hacer otro a los ocho años más o menos", expresa.

El papá, Alejandro Alcántara, siendo ayudante de mecánico, dice sentirse afortunado por esta oportunidad para su pequeño. Afirma sentirse feliz el ver cómo la sonrisa de su hijo mejora, y la de ellos también.

Por otro lado, Conrado Rodríguez García no oculta sus nervios. Camina de un lado para otro en el pasillo, suspira sin ocultar su emoción, a sus 26 años dice que esta noche cambiará su vida, para él y su primogénito José Felipe Rodríguez Hernández, quien nació con labio leporino.

Su esposa, Ana Yaneth Hernández lleva dos horas acompañando a su hijo en quirófano. Proveniente de Cerritos Comapa, Veracruz, y dedicado toda su vida a la labor del campo, dice que 'hoy' (tiempo actual) termina con una pena, por el padecimiento su bebé de cinco meses.

Alejandro Aguilar

EL MUNDO DE CÓRDOBA