El piso está limpio, el césped podado, hay pintura nueva. Los trabajadores se apresuraron con el trabajo para que a simple vista se viera un cambio en el sitio que hasta el martes fungía como albergue de la asociación Huellitas.

Un día después de que el Ayuntamiento cerrara los accesos del inmueble, argumentando falta de higiene, (situación sustentada por la Cofepris), ayer el personal municipal se enfocó en lavar, pintar y escombrar.

El albergue quedó a cargo del médico veterinario, Luis Juan Gutiérrez Díaz, quien continuará su trabajo de esterilización y cuidados médicos, además coordinará a cinco empleados: uno de apoyo y cuatro más (tres mujeres y un hombre) para la limpieza y alimentación de los animales. Estas cuatro personas laboraban en “Huellitas”, pero desde ayer son parte de la plantilla municipal.

En un recorrido que Diario El Mundo hizo en las instalaciones ubicadas a un costado de la ex Hacienda San Francisco Toxpan, se pudieron verificar los trabajos de rehabilitación en el lugar. Este cambio originó que personas que colaboraban con “Huellitas” se acercaran para preguntar la nueva forma de operación y sobre los apoyos que la ciudadanía podrá seguir dando. Una de ellas fue la doctora Martha Alba González, quien se ha dedicado a aportar alimento y ayuda económica para los cuidados de los animales, esta altruista seguirá colaborando, pero también estará pendiente de que los animales sean cuidados.

“Vengo a cooperar cada semana con alimento para los perros y con la limpieza y quise preguntar si lo podré seguir haciendo y me dijeron que sí, sobre el cambio es muy temprano para ver las cosas, todo esto depende del apoyo económico y siempre y cuando haya voluntad, pero yo voy a seguir viniendo para ver si el cambio fue positivo”, manifestó González.

Según el nuevo encargado del inmueble, en próximos días se formará un comité auditor que se vigilará los trabajos de los empleados destinados al Centro de Bienestar Animal para evitar que haya inconformidades como las que se generaron hace unos días en torno al lugar.

En cuanto a la adopción, Gutiérrez afirmó que los animales serán valorados médicamente y posteriormente dados en adopción a las familias que deseen brindarles un hogar.


VALENTINA MONTALVO/EL MUNDO DE CÓRDOBA