Por la carencia de un médico especialista en psiquiatría, el penal de La Toma ha recibido solicitudes de intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), sobre el trato y atención especial que deberían recibir 13 reos que padecen enfermedades degenerativas que requieren de la atención psiquiátrica, alimentación y estadía especializada que garantice su integridad y la de los otros 998 reclusos.

El director del penal, Enrique Muñoz, reconoció que el penal carece de un médico psiquiatra, por lo que periódicamente 13 reclusos salen escoltados para recibir atención en el psiquiátrico de Orizaba, esta acción ha sido remarcada por la CNDH, que en reiteradas ocasiones ha manifestado el riesgo que corren las personas al someterse al proceso de salir de las instalaciones.

“Lo que sí tenemos es un convenio con el Centro de Especialidades en Orizaba, pero en la última visita que tuvimos hablamos con el doctor Javier García García a quien en menos de 10 días, tendrá que estar colaborando en el penal pagado por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP)”, dijo ayer Muñoz.


II V. MONTALVO R.

EL MUNDO DE CÓRDOBA