II Ana De la Luz M.

EL MUNDO DE CÓRDOBA

 

Por espacio de siete horas, padres de familia tomaron las instalaciones de la telesecundaria “Josefa Ortiz de Domínguez” de la comunidad de Paredones, para exigir la remoción del profesor que atiende el segundo grado, al acusarlo de presunto acoso escolar y de índole sexual, tras afirmar que intimida a los alumnos, sobre todo a las niñas.

El presidente de la sociedad de padres de familia, Juan Jesús Serrano García, aseveró que el malestar se generó tras la llegada del docente, quien suple a una maestra que se retiró por motivos de salud. Al menos 10 adolescentes que se dijeron acosados.

“La verdad esperamos el cambio de este maestro, porque de lo contrario, tendremos que manifestarnos en Xalapa. No vamos a permitir que haya este tipo de situaciones en la escuela”, expresó.

En un audio grabado por los padres, se escucha a algunas alumnas que expresan su temor al docente, al afirmar que además de tocarles las manos, acariciarles la mejilla, les advierte que nada podrán hacer contra él.

“Por miedo a nuestros maestros no les dijimos, pero yo le dije a mi mamá y habló con mi papá porque (el maestro) empezó por agarrar la mano y no la soltaba, la tardaba; el día que algunos papás se vinieron a quejar, él se fue a desquitar con nosotros diciéndonos que somos una bola de ineptos y que no vamos a ser algo en la vida”, expresan en el audio.

Los estudiantes, quienes pidieron el anonimato, aseguraron que el profesor supuestamente les condiciona los puntos en clase y que se dirige a ellos con palabras ofensivas. “Si no contestamos algo, nos dijo que nos bajará puntos en la materia; dice que hacemos respuestas tontas y estúpidas”, refirieron.

La situación llevó al arribo del supervisor escolar de la zona 609 de secundarias estatales, Agustín Zapata García, quien convenció a los inconformes de liberar el plantel después de las dos de la tarde y dar seguimiento este miércoles para dar la solución al conflicto.

“Lo vamos a tratar de solucionar lo más pronto posible. Nos llevarán el documento en forma y vamos a actuar para beneficio de toda la escuela”.

El director del plantel, Justino Hernández, admitió que antes de la manifestación recibió tres comentarios de los alumnos, pero por su carga laboral, ya que también trabaja frente a grupo, no consideró relevantes. Con la toma del plantel, enfatizó que no habrá “solapamientos”.

El profesor acusado Jesús “X”, quien dijo contar con 12 años de experiencia magisterial, negó los señalamientos y llamó a sus acusadores a comprobar sus “dichos”. “Nadie es culpable hasta que la ley lo decida. Son señalamientos graves que niego rotundamente y quien lo dice lo tiene que comprobar”, enfatizó.

Hoy una comitiva de padres de familia llevará un expediente a la supervisión escolar con sede en Orizaba, con las pruebas documentadas en las que incluirán audios de adolescentes.