Ciudad de México.- El cuerpo de un bebé envuelto en una pañalera fue abandonado esta mañana junto a uno de los accesos del Metro Acatitla, en Iztapalapa.

Locatarios del tianguis de El Salado refirieron que, alrededor de las 5:00 horas, notaron la presencia del pequeño, mientras colocaban sus puestos.

Aunque al principio creyeron que se trataba de un bulto con mercancía, al acercarse comprobaron que dentro de la pañalera había un niño, por lo que dieron aviso a las autoridades y pidieron una ambulancia.

Paramédicos de Protección Civil de Iztapalapa acudieron al sitio para brindarle los primeros auxilios al menor y verificar su estado de salud, pero sólo pudieron comprobar que carecía de signos vitales.

Los rescatistas detallaron que el bebé tenía una edad aproximada de 2 meses.

Alrededor de las 6:00 horas, uniformados de la Unidad de Protección Ciudadana (UPC) Oasis acordonaron la zona, en espera de personal de la Procuraduría capitalina para realizar el levantamiento del cadáver.

Hasta las 8:30 horas, el sitio permanecía resguardado ante la mirada de usuarios que ingresaban al Metro y locatarios que terminaban de acomodar sus mercancías.

Reforma