Omealca.- Una fuga de hidrocarburo, aparentemente causada por la sustracción ilegal de combustible, en Río Moreno causó la tarde de ayer la movilización de personal de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos (Pemex) y Bomberos de Córdoba, ante el temor de que pudiera registrarse un incendio. Horas después y tras los trabajos de los cuerpos de rescate, la filtración fue controlada.

Alrededor de las 17:00 horas, vecinos de la zona alertaron a trabajadores de Pemex sobre el derrame que se registraba entre los cañales por lo que rápidamente acordonaron la zona. Minutos después llegaron voluntarios de Bomberos de Córdoba para apoyar en las labores.

Los grupos de rescate controlaron la situación en menos de dos horas, durante las maniobras de control un cerco mantuvo alejado a automovilistas y peatones.


Antecedente

Y es que después de la fuga del pasado 21 de mayo entre los límites de Palma Sola y Emiliano Zapata, cerca de donde fue la fuga de ayer, y que dejó como saldo dos personas muertas calcinadas y un herido con quemaduras de primer grado, los cuerpos de rescate no quisieron arriesgarse y ajustaron más sus protocolos de seguridad.

En la fuga de hace unos 20 días, se controló la situación, pero hubo una filtración del hidrocarburo que derivó en la explosión con funestas consecuencias.

Ayer los cuerpos de rescate ampliaron el cerco de seguridad y verificaron varias veces que la fuga no presentara derrames, filtraciones o algún otro problema derivado de la misma.


De la Redacción