Atoyac.- Dos hermanos, campesinos fueron baleados ayer en la mañana cerca de su casa en la localidad La Esperanza. Uno fue herido de bala en el brazo y el otro recibió un impacto en el tórax que lo mantiene en estado crítico en un hospital. El agresor está identificado, pero al cierre de esta edición no había sido localizado.

Le falla tiro

La primera agresión ocurrió a las 7:20 horas, cuando Julio Gómez Rayón, de 27 años, se dirigía a su trabajo y afirmó que en el camino de terracería que lleva de Potrero Nuevo a su casa, un hombre armado con un revólver le disparó, pero falló el tiro. Julio corrió entre los matorrales y recibió un impacto en el brazo derecho. "Llegó corriendo aquí a la comandancia y nos dijo que lo ayudáramos porque lo venían persiguiendo", afirmó un oficial.

Tres paramédicos de la Cruz Roja acudieron a la comandancia y atendieron al lesionado, después lo trasladaron al Hospital General de Córdoba, donde lo internaron.

Los médicos reportaron su estado de salud como fuera de peligro.

Este fue certero

Media hora después, Marcelino Gómez Rayón, de 52 años, recibió un balazo en el tórax que lo desplomó enseguida. El agresor escapó y los familiares de la víctima lo trasladaron a la clínica del IMSS en Potrero Nuevo, donde entró directo a quirófano. Su estado de salud era crítico hasta el cierre de esta edición.

La familia de los lesionados informaron que tienen identificado al agresor y tres patrullas de la Policía municipal "peinaron" la zona y la zona serrana pero no encontraron al presunto responsable del intento de doble homicidio.

LAS EDADES

52

II Años tiene el hermano mayor y es el más delicado tras el ataque.

27

II Años tiene el hermano que fue atacado en el brazo.

VALORACIÓN

II Ayer por la tarde, Julio permanecía en el Hospital General y reportado como estable, se espera que hoy pueda entrar a cirugía del brazo.

II Mientras tanto se conoció que Marcelino

fue trasladado horas después al Hospital Regional de Río Blanco, donde sería operado de nueva cuenta y se estaba al pendiente de cómo saldría de la intervención.

RELATA QUE LOGRÓ HUIR

Julio llegó a la comandancia donde pidió auxilio, relató que lo balearon y escapó.

ESTABLE TRAS LA AGRESIÓN

Julio fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja afuera de la comandancia, ahí relató cómo acabó con una lesión de bala en el brazo. Minutos más tarde su hermano fue baleado en el tórax.

De la redacción