María, una mujer de más de 80 años, fue encerrada en su vivienda con cadena y candado desde el pasado sábado y desde entonces permanecía sin atenciones y sin comida. La acción fue de parte de su hija, quien trabaja en el puerto de Veracruz. El hecho fue denunciado por una de las vecinas del fraccionamiento Santa Clara y ante la situación anoche intervino la Policía Ministerial.

Hasta después de la llegada de ministeriales, el procurador del DIF municipal de Córdoba, Marco Contreras Guzmán atendió el caso, el cual ya tiene una carpeta de investigación en contra de la hija de la octogenaria.


Desde la mañana

Desde el medio día de ayer, Patricia “N” pidió ayuda para la señora María Domínguez, quien se encontraba encerrada con una cadena y candado en una casa, la número 3C, desde el pasado sábado. Señaló que, Petra Carmona Domínguez, hija de María, fue quien la encerró. “Ella (Petra) trabaja en Veracruz, de 7 de la mañana hasta las 9 de la noche, está todo el día y no tiene con quién dejarla”, relató la vecina a las autoridades estatales y ministeriales que llegaron al fraccionamiento cerca de las 9 de la noche.

Patricia señaló que ella atiende a doña María desde hace algún tiempo, debido a que la mujer se queda sola y ella se encarga de prepararle de comer, limpiarla y atenderla, sin embargo, desde el sábado a la fecha no pudo entrar a la casa pues la hija de la octogenaria la encerró.

Alrededor de las 2 de la tarde elementos de la Policía Estatal llegaron a la casa, pero tampoco pudieron hacer nada. Pasadas las horas, ya entrada la noche tres agentes de la Policía Ministerial Investigadora llegaron a bordo de una camioneta a tomar conocimiento de lo ocurrido.

Los agentes, se entrevistaron con los vecinos, quienes explicaron que la hija de doña María se va a trabajar y que su madre se queda sola y muchas de las ocasiones deambula en las calles y recorre hasta el centro de Córdoba, pero es la primera vez que la encierra con cadena y candado.

“Vamos a ir a la Fiscalía para que declare la hija, posteriormente se dará parte al DIF”, explicó un agente ministerial. Mientras tanto la hija, quien llegó desde el puerto cerca de las 10 de la noche, argumentando que la deja sola pero que familiares y vecinos le dan sus vueltas para sus cuidados.

Cerca de las 11 de la noche paramédicos de la Cruz Roja fueron notificados por el DIF municipal para valorar a Doña María. El procurador del DIF platicó con la hija y con doña María. Le explicó a Petra que a raíz de una denuncia en su contra, la número de investigación 107/2018, debe comparecer en la Fiscalía General del Estado (FGE), quien determinará su situación.

“Nosostros no podíamos ingresar sin tener la autoridad correspondiente y una denuncia, ya la tenemos y fue por eso que llegamos a la vivienda”, dijo el procurador.

María se quedó en su vivienda, ya sin candado, mientras que su hija fue trasladada a la Fiscalía para rendir su declaración.


II De la redacción