Un vecino de la congregación de Berlín sufrió la amputación de sus dedos índice y medio de la mano derecha la tarde de ayer cuando se encontraba reparando una motocicleta en su domicilio.

José Eduardo Domínguez Álvarez, de 25 años, de ocupación comerciante, tuvo que ser hospitalizado para una cirugía en la que tratarán de reconstruirle los dedos, aunque los médicos aún estaban por analizar el caso. La víctima fue atendida por paramédicos de la Cruz Roja, quienes fueron alertados por los familiares de José Eduardo.

 

Llegan al auxilio

El reporte de ayuda fue recibido alrededor de las 12:30 de la tarde a las corporaciones de auxilio, cuándo una llamada al 911 alertó a la Benemérita Institución y a la Policía Estatal sobre un persona que se lesionó la mano y se había destrozado dos dedos, por lo que lo socorristas se trasladaron al lugar del auxilio.

Mientras tanto familiares y amigos de José Eduardo, los cuales al escuchar los gritos del joven acudieron en su ayuda, le realizaron un torniquete con la finalidad de detener la salida de sangre a causa de la lesión, además de cubrir la herida de la mano con un pañuelo. “Estaba arreglando su motocicleta, pero parece que en un descuido la cadena le agarró la mano cuando encendió el vehículo y se llevó los dedos”, explicó un vecino quien presenció lo ocurrido.

Elementos de la Policía Estatal llegaron a tomar datos mientras que los socorristas después de limpiar la herida, subieron al joven a la ambulancia para trasladarlo al hospital del IMSS de la avenida 11, donde ingresó al área de urgencias, donde lo reportan como delicado.

 

ERIK CRUZ

EL MUNDO DE CÓRDOBA