Río Blanco.- Un campesino que recibió un balazo en el tórax a la puerta de su casa, murió en el Hospital Regional de Río Blanco (HRRB). El ataque ocurrió el pasado 22 de junio en la comunidad La Esperanza, en Atoyac. Tras el ataque, el hombre fue trasladado al IMSS de Potrero y de ahí al HRRB, donde permaneció poco más de 15 días en agonía, hasta que falleció ayer por la madrugada.

La víctima era Marcelino Gomez Rayón, quien tenía 52 años y fue identificado en la Unidad Integral de Procuración de Justicia por su pareja Luisa Contreras, quien acudió a solicitar el cadáver a fin de darle sepultura.


El ataque

Marcelino Gomez fue baleado por un sujeto que aparentemente está identificado, pero que logró escapar. Marcelino recibió el escopetazo y resultó lesionado del pulmón derecho, el hígado y los intestinos,lo que días después le causó la muerte por complicaciones.

Tras el ataque, el campesino fue auxiliado por su esposa y sus vecinos, dándose parte de los hechos a la Policía municipal. Los uniformados lo trasladaron en un auto particular a la clínica del IMSS en Potrero y minutos después abordó una ambulancia para el Hospital Regional de Río Blanco, donde durante 17 días luchó por su vida.

El fiscal y el auxiliar administrativo, integran la carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado en contra de quienes resulten responsables de los hechos.


RESPONSABLE

II Desde el día de la agresión, se conoció que el sujeto que disparó en contra de los her- manos está identificado, aunque logró escapar a pesar del operativo para detenerlo.


EL TIEMPO

II 52 Años tenía el campesino que murió ayer en el HRRB.

II 17 Días luchó por su vida en el hospital, hasta que falleció.


ANTECEDENTE

II El pasado 22 de junio se reportó el caso de dos hermanos que fueron baleados cerca de sus viviendas, uno de ellos murió ayer en el HRRB.


LUCHO POR SU VIDA

El campesino de La Esperanza, Atoyac, permaneció 17 días hospitalizado después de haber sido baleado por un sujeto, que aparentemente ya está identificado. El hombre se aferró a la vida, a pesar de su lesión en el tórax, pero ayer ya no pudo más y perdió la batalla.


II DE LA REDACCIÓN

El Mundo de Córdoba