Acultzingo.- Una vez más la banda de asaltatrenes, luego de detener la máquina de Ferrosur, se apoderaron de miles de kilos de frijol de soya y de maíz, con un valor superior a los 10 millones de pesos.

Las primeras investigaciones revelan que los presuntos delincuentes utilizaron camionetas para trasladar los bultos de esos productos, sin que nadie los haya detenido.

Fue el apoderado legal de esa empresa ferroviaria, Enrique Hubert Velásquez, quien acudió a la Fiscalía local e interpuso su querella por el delito de robo en contra de quién o quiénes resulten responsables.

Ayer alrededor de las 12:00 horas, circulaba una máquina de Ferrosur con varios vagones que transportaban miles de kilos de maíz y frijol de soya.

Fue el tramo de Acultzingo-Esperanza, cuando el maquinista Eduardo López Flores acompañado del garrotero, Raúl Rojas Cadena, se percataron de que habían cerrado las llaves angulares, por lo que tuvieron que detenerse para evitar que se descarrilaran.

Esto fue aprovechado por los asaltantes quienes abrieron fácilmente los vagones de donde se apoderaron de miles de kilos de ese producto, los cuales fueron subidos a diferentes camionetas que los sujetos llevaban, para enseguida escapar.

Posteriormente el ferrocarril continuó su camino pero sin la respectiva mercancía, el maquinista al percatarse del robo se comunicó con sus superiores, para informarles del atraco que habían sufrido.

Al confirmar el millonario robo, el representante legal de Ferrosur, acudió ante esa Fiscalía para presentar su denuncia.


Leobardo Lima

EL MUNDO DE Córdoba