Un hombre que se encontraba bajo los influjos del alcohol cayó a un pozo artesiano la tarde de ayer cuando se encontraba en una vivienda de la colonia Márquez Hoyos. A pesar de la aparatosa caída, el hombre salió, con ayuda, por su propio pie y acabó en una carretilla para ir rumbo a su hogar en la colonia San Miguelito.

El lesionado, quién solo pudo decir que se llamaba José, sufrió golpes en la espalda y brazos tras la caída, sin embargo, se negó a ser valorado por los paramédicos de Cruz Roja y no quiso ser trasladado a un hospital para su valoración.


De espaldas

El reporte del auxilio llegó los cuerpos de rescate llegó alrededor de las 14:00 horas, cuando vecinos de la avenida 19 y calle 33 reportaron a los Bomberos de Córdoba, Policía Estatal y cruz Roja sobre un hombre que se cayó de espaldas a un pozo artesiano, luego de estar deambulando cerca del lugar.

Varios vecinos ayudaron a sacar a José con una cuerda. Uno de los pobladores se ató y bajó al pozo que no tenía agua para subir a José con la ayuda de los otros que tiraban del lazo.

Cuando llegaron Bomberos Córdoba al lugar donde solicitaron el auxilio, el lesionado ya se encontraba fuera, sin camisa y celebraba su salida del pozo, por lo que los voluntarios se retiraron del lugar de los hechos.

Los socorristas de Cruz Roja llegaron en una ambulancia detrás de los bomberos voluntarios y trataron de atender a José, pero debido a su estado etílico no fue posible llevarlo a un hospital, porque a duras penas se dejó revisar las lesiones por los paramédicos.

Un conocido logró convencerlo de ir a su casa y literalmente lo ‘echó’ en una carretilla y se lo llevó.


ERIK CRUZ

EL MUNDO DE CÓRDOBA