Veracruz.- En el caso de los cinco jóvenes de Tierra Blanca falta una persona por detener y ya se terminaron las búsquedas concluyendo que todos murieron en el sitio, informó el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa Cifrián.

Dijo que en el Rancho Limón no se encontraron más restos de los jóvenes, salvo el que ya estaba identificado que era Bernardo Benítez, debido a que todos estaban calcinados y triturados.

"Toda la información coincide, toda la información es coincidente en que fueron privados de la vida los cinco jóvenes en el mismo momento (...), todos los restos que fueron encontrados en este lugar fueron analizados", indicó.

Aseguró que en el caso de los restos de Bernardo Benítez que fueron los únicos localizados, podría deberse a que un animal se los llevó antes de ser triturados.

"Yo quiero recordarles que el hallazgo que se hizo según la investigación y según el trabajo de Policía Federal es un hallazgo sobre un resto óseo con tejido, policía científica supone que la identificación se pudo hacer porque un animal le ganó este resto antes de meterlo a lo que pudiera ser un molino de caña", comentó.

Campa Cifrián señaló que en la zona se localizaron restos de dos personas más que no se encuentran relacionados con el caso Tierra Blanca y cuyos familiares ya fueron notificados.

Dijo que aunque ya no continúa la búsqueda, aún sigue el caso abierto puesto que todavía hay personas por ser detenidas ante los ilícitos que se cometieron.

Precisó que al momento hay 21 personas detenidas de las cuales ocho son policías y existe un prófugo de la justicia.

Indicó que el caso ya se encuentra en manos de la Fiscalía General del Estado de Veracruz.

Por otro lado, sostuvo que se encuentran atendiendo a las familias de las personas desaparecidas aunque no quiso señalar cuantas han sido registradas por la subsecretaría a su cargo.

AVC