Agencias


La primera jornada de los Juegos Olímpicos de Río 2016 fue para México un día de sinsabores. Primero porque algunos estuvieron en la antesala del podio y segundo porque se vio el esfuerzo que cada uno de los atletas dejaron en los escenarios.

Pero una de las actuaciones emotivas fue la que tuvo el boxeador Joselito Velázquez, quien se entregó en la escena para vencer al argentino Leandro Blanc. Un combate donde el menudito mexicano no tuvo más remedio que plantar sendos golpes de derecha para marcar el rostro del rival.

Sin embargo, se mostró listo para estar en la segunda pelea del lunes próximo ante un rival mucho más fuerte que el sudamericano. El contrincante será el uzbeko Hasanboy Dusmatov, quien en teoría no tiene cartel, pero si puños fuertes.

ntesala de un podio.

Al final del combate que sostuvo con el argentino Leandro Blanc, el mexicano se mostró optimista por lo realizado en su debut olímpico en la división menor a los 49 kilos.