Apenas el entrenador Martin O’Neill llevó a la selección de Irlanda al sorpresivo triunfo por 1-0 sobre el poderoso Italia y ahora alista su equipo para vencer al anfitrión Francia, en octavos de final de la Eurocopa.

“Hay similitudes entre este próximo partido y el de Italia. El equipo tomó una gran confianza con esa victoria. Ahora vamos a tratar de vencer a la escuadra de Francia”, expresó el estratega del equipo sorpresa.

Cuestionado de si Irlanda tiene la capacidad para hacerlo, respondió que el conjunto galo tiene muy buenos jugadores, una línea de medio campo muy fuerte con Paul Pogba y N’Golo Kanté, además siempre es más fácil jugar de anfitrión.

Este encuentro representa para los irlandeses cobrar venganza de aquella eliminación para la Copa del Mundo 2010, cuando en un encuentro de repechaje Thierry Henry dio pase con la mano izquierda para el segundo gol. Es la revancha.


Agencias