Y se decidió que Rusia no va a Pyeongchang 2018. El Comité Olímpico Internacional (COI) anunció ayer que la delegación rusa no podrá participar en los Juegos Olímpicos de Invierno, luego de la sanción por los recientes casos de dopaje.

La junta ejecutiva del llamado COI decidió suspender al comité ruso con efecto inmediato, aunque dejó abierta la posibilidad de que los atletas rusos sin dopaje compitan sin la bandera rusa que tanto aman.

Rusia podría rechazar la oferta y boicotear los Juegos. El presidente ruso Vladimir Putin ha dicho que será humillante para el país competir sin sus símbolos nacionales, y tomarán medidas.

“Un boicot olímpico jamás ha logrado algo”, dijo en una conferencia de prensa el presidente del COI, Thomas Bach. “Segundo, no encuentro un motivo para un boicot de los atletas rusos, porque permitiremos que los atletas limpios participen”.

“Los atletas invitados participarán, ya sea en pruebas individuales o por equipos, bajo el nombre de ‘atleta olímpico de Rusia’. Competirán con un uniforme que llevará su nombre y la bandera olímpica. El himno olímpico será interpretado en cualquier ceremonia”, indicó el Comité Olímpico en su página web.

La suspensión se produce después del Informe Schmid que confirmó “la sistemática manipulación de las reglas y sistema antidopaje en Rusia”, afirmó.

También se informó que ningún ministro de deporte de Rusia será acreditado a los Juegos Olímpicos de Invierno y que Vitaly Mutko, quien es el funcionario encargado del deporte ruso, es excluido de cualquier participación en cualquier justa. La competencia invernal se realizará del 9 al 25 de febrero de 2018.


Reforma