Agencias


En un partido que dejó mucho que desear, Cruz Azul quiso un poco más, pero no fue capaz de aprovechar sus mejores ocasiones de gol y en juego para el olvido, terminó por empatar sin goles con Pumas de la UNAM.

En lo que fue su primer juego como técnico en un estadio que lo vio nacer como jugador, Juan Francisco Palencia salió vivo del Azul al frente de Pumas, para mantener el invicto tras dos fechas en el Torneo Apertura 2016 de la Liga MX y sumar su cuarto punto.

Por su parte, “La Máquina” consiguió su segunda unidad del certamen y la puntería sigue chueca, ya que de local no anota desde marzo pasado, algo que deberá preocupar al estratega Tomás Boy.

La Máquina y Pumas de la UNAM llamaron la atención a lo largo de la semana, era un partido de dos equipos populares y se esperaba un compromiso de alta calidad, sin embargo lo prematuro del encuentro en el torneo dejó ver a dos escuadras todavía con algunos detalles por mejorar.