Gabriel Quintana

El Mundo de Córdoba


La selección cordobesa que representa a Veracruz en el Festival Olímpico Nacional 2016 de la categoría Sub-13, cayó ante Chihuahua 12-9 y con ello culminó su camino dentro de la justa, ya que al no completarse un grupo, sólo clasificaron los dos primeros lugares de cada sector por lo que ya no fue posible que avanzará como uno de los dos mejores terceros, todo ello en Nuevo Laredo, Tamaulipas, municipio que funge como sede.

“Jugamos un gran encuentro ante la novena de Chihuahua, con ellos nos jugábamos la clasificación pero nos superaron en el diamante y eso hay que reconocerlo. Asistimos a la junta que se realizó en la noche (ayer) y ahí los organizadores nos informaron que pese a que teníamos el mejor récord como tercer lugar de los otros dos sectores; ya sólo avanzarían dos novenas por grupo, por lo tanto ya no pudimos avanzar a la siguiente ronda”.

Explicó Armando Vega coach del equipo, no sin antes mencionar que al tener marca de 2-2 igual que Chihuahua, fueron sus rivales los que obtuvieron el pase, ya que se aplicó la regla del ‘dominio’, de tal forma que Baja California terminó como primer sembrado y Chihuahua avanzó como segundo clasificado. Pese a que no se logró participar en la segunda fase, Vega Cortez se mostró satisfecho con lo mostrado por sus pupilos en el terreno de juego.

“Los muchachos hicieron un gran torneo, le ganaron al anfitrión Tamaulipas y el perder ante Veracruz, provocó su eliminación. También le ganamos a Jalisco con quien se dio un gran duelo de pitcheo, y eso nos deja satisfechos, porque la verdad nos sorprendimos mucho del nivel que hubo en el Nacional. Prácticamente varios de los muchachos que aquí compiten, están a un paso de firmar con las organizaciones de la Liga Mexicana y nuestros peloteros nunca se achicaron”, afirmó el manager del equipo veracruzano.

Finalmente el cuerpo técnico que encabeza el ex pelotero Román González, espera seguir en contacto con este grupo de jóvenes, ya que la intención es mantener el proyecto, y volver a competir el siguiente año en el Festival Olímpico, y que mejor forma que comenzar a planificarlo con anticipación.