Monterrey, NL .- Hungría comenzó con el pie derecho, literalmente, su participación en la Euro 2016.

Los magiares, que no disputaban el torneo desde 1972, derrotaron 2-0 a Austria, gracias a tantos Ádam Szalai y Zoltan Stieber, ambas en el complemento y con la pierna derecha, las que fueron las jugadas más atractivas del encuentro en el Stade de Burdeos.

El partido, correspondiente al Grupo F, y a pesar de las anotaciones fue de los más flojos en lo que va de la competencia, pues ambos equipos no tuvieron la capacidad ofensiva para generar mucho futbol durante gran parte del partido.

Entre lo destacado, además de las dos jugadas de gol, estuvo el récord que impuso el portero húngaro, Gábor Király, quien con 40 años se convirtió en el futbolista más viejo en participar en la justa continental.

Los mejores momentos para el juego comenzaron en la última media hora del encuentro, primero por la anotación de Adam Szalai, quien aprovechó una jugada en la zona contraria para estar de frente al arco y vencer al meta Robert Almer.

El panorama se le complicó a los austriacos tras la expulsión de Aleksandar Dragovic al 66' por una doble amonestación, ya sin el central el equipo tuvo que sacrificar gente al ataque para mantener la línea defensiva.

Esto le restó todavía más potencia al frente al representativo, que desde entonces ya no tuvo acercamientos al marco rival, y en una de sus atrevimientos por hacerlo pagó un precio muy caro.

Al irse al frente, los espacios se abrieron en el campo y ahí Hungría aprovechó para hacer un contragolpe en el cierre del duelo que culminó Zoltan Stieber con un disparo a la salida del portero.

Hungría jugará el siguiente sábado ante Islandia en tanto que Austria lo hará contra Portugal, el favorito del sector.