La selección de España parecía que se iba a ir con el empate sin goles en el inicio de la Eurocopa Francia 2016, pero apareció Gerard Piqué para romper la muralla de República Checa y conseguir el 1-0.

El defensa del Barcelona, Piqué, rompió la igualada al minuto 87 para acabar con la ilusión de los checos, quienes se quedaron cerca de arrebatar una unidad.

De esta manera, España llegó a tres puntos en el Grupo D, mismas que tiene Croacia, mientras que República Checa y Turquía se quedaron en blanco.

España se supo superior al cuadro checo y fiel a su estilo de juego que ha marcado en los últimos años, tuvo la posesión del balón, con mucha pausa lo paseó de un lado a otro de manera paciente, situación que a veces le generó ciertos abucheos.

El eje de ataque Álvaro

Morata trató de generar para los españoles, pero en general la Furia Roja careció de claridad en el último cuarto de cancha, mientras que República Checa sólo probó a David De Gea en un tiro de larga distancia, para que así se fuera la primera mitad.

La Furia Roja se cansó de fallar pero logró el ansiado gol gracias a un excelso servicio de Andrés Iniesta que techó a la defensa y que culminó con cabezazo Gerard Piqué para romper el cerrojo checo y poner el 1-0.

Tras la anotación, España, volvió a dormir el balón para amarrar la victoria, aunque al arquero De Gea le dio tiempo de hacer una notable atajada a disparo de Vladimir Darida.

Agencias