El Paris Saint-Germain le pegó en el Parque de los Príncipes 4-0 al Barcelona. Sí, ¡4-0!, y lo tiene al borde de la eliminación en Champions League. Un marcador que obliga a frotarse los ojos, y que va directo al corazón de los culés.

En su cumpleaños 29, la vida le dio valiosos obsequios a Ángel di María, quien se despachó con dos golazos y ahora tiene a su equipo con un pie en cuartos de final y cerca de cobrar venganza de las dos eliminaciones en Champions anteriores, en 2012-13 y 2014-15. El otro cumpleañero, Edinson Cavani, también anotó.

El resultado, holgado y difícil de pronosticar, fue justo. El Barcelona ahora está obligado a ganar 4-0 para forzar la prórroga el 8 de marzo en el Camp Nou, aunque de recibir un gol estará obligado a marcar 6. ¡Vaya panorama! ¡Qué pesadilla!

Di María se apuntó el primero de sus golazos de tiro libre, al ángulo superior izquierdo al 18‘ con un tiro entre Luis Suárez y Gomes, y el segundo al culminar una jugada que inició el portero del PSG y que culminó él como cumpleañero, con un recorte y un tiro al ángulo superior derecho; seis jugadores participaron en esa acción al 55’. Julian Draxler y Edinson Cavani pusieron cifras finales.

El PSG acaricia los cuartos, mientras que el Barsa ayer recibió un golpe directo al corazón. Uno que parece irreversible.


Reforma