LeBron James aportó un 
“triple doble” e Irving em
bocó un disparo crucial de
tres puntos a 53 segundos de
que concluyera el encuentro 
para que los Cavaliers vencieran ayer 93-89 a los
 Warriors de Golden State en
 el séptimo partido de la final de la NBA, y con ello los de Cleveland lograran romper la maldición que les impedía ganar un título.

Es el primer título deportivo relevante que consigue cualquier equipo de Cleveland desde que los Browns se coronaron en 1964 en el futbol americano.

Desde un principio, ambos equipos exhibieron paridad de fuerzas, en un toma y daca en la duela, con un periodo de apertura muy nivelado, con parcial de 23-22 a favor de Cavaliers.

Draymond Green tuvo un inspirador segundo cuarto con varios triples y eso mantuvo cerradísimo el marcador, incluso los de casa pudieron ponerse 49-42 al llegar a la orilla de la primera mitad.

Warriors arrancó muy ofensivo el segundo medio, pero los visitantes igualaron a 54 puntos, en seguida Stephen Curry tomó la batuta defensiva y ofensiva por un lapso, pero los de Cleveland retomaron el ataque con un Irving espectacular. Así, ahora fueron los de casa los que alcanzaron el empate a 71 y el tercer periodo terminó 76-75 a favor de Cavs.

Irving continuó de amigo del aro, lo mismo que Green por los anfitriones, incluso Stephen Curry hizo un triple casi desde media cancha y a 3:40 minutos del final se empató la pizarra a 89.

Esta pizarra se mantuvo hasta los 53 segundos para la última chicharra, cuando Irving realizó espectacular tiro de tres puntos y James sumó uno más para sentenciar el título de Cleveland.

SEQUÍA

II Además,esteeselprimer título para la ciudad de Cleveland en décadas, luego que Indios tiene 51 años sin ganar en Grandes Ligas; en la NFL, Browns tiene 48, y el propio Cavaliers tenía una sequía de 45 en la NBA.

AGENCIAS