Cleveland, EU.- Los Warriors tienen la mesa puesta para conseguir el bicampeonato. Colocarse arriba 3 por 1 en la serie parece ser ya letal para los Cavaliers de Cleveland.

Por eso, LeBron James y compañía tienen enfrente un reto que nadie ha podido lograr en unas Finales de la NBA.

Nunca una quinteta en la historia remontó un déficit de 3 a 1 en una serie donde se disputa el título de la Liga.

E irónicamente Golden State ahora podría ser una motivación para la franquicia de Cleveland, puesto que los californianos lograron sacar boleto para las actuales Finales de la NBA gracias a que remontaron hace unos días una desventaja de 2 partidos en la Final de la Conferencia Oeste ante el Thunder de Oklahoma City.

Hasta antes de la hazaña de los Warriors, ninguna franquicia en el Oeste se había quitado un déficit de 2 en contra en una Final de Conferencia. Lo hizo Golden State, y ahora Cleveland buscará emprender el próximo lunes el milagro en el Juego 5 en la Oracle Arena de Oakland, California.

Si los Cavs logran ganar en Oakland, algo que no sucede desde el 9 de junio de 2015, entonces el Juego 6 sería el jueves en Ohio, y de darse un posible séptimo se daría hasta el domingo 19 de junio.

Hasta el momento son 10 veces las que un equipo logró remontar en postemporada con tal desventaja, pero ninguno en Finales de NBA.

La mala noticia para LeBron es que su récord en Finales no es para presumir. Lleva hasta el momento dos ganadas en seis intentos, y todo indica que su marca se pondría 2 a 5.

Como dato, el déficit de 3 a 1 se ha dado en 32 ocasiones anteriores en Finales y nadie pudo lograr el milagro.

El quinto partido será el lunes en Golden State y los de Steve Kerr podrían obtener el bicampeonato.

Reforma