Todo un éxito resultó la eliminatoria regional de boxeo, correspondiente a la zona sureste del estado, con miras a la Olimpiada Nacional 2018, donde se dieron cita mas de 40 pugilistas; incluyendo a varios cordobeses que lograron salir airosos de esta fase y con ello amarrar su boleto para la siguiente instancia donde el nivel de exigencia será aún mayor.

Fue la Arena Córdoba la responsable de albergar la justa, en donde previamente se colocó el cuadrilátero y se realizó un breve ceremonia inaugural. Antes los pugilistas cumplieron con el registro y el peso, así como todo los requisitos que solicitaron de manera oportuna los organizadores.

Una vez completado el protocolo se dio paso a los combates donde comenzaron las categorías de menor edad y por ende de menor experiencia. Continuaron los pugilistas con mayor experiencia y concluyeron aquellos que ya inclusive han tenido la oportunidad de representar a Veracruz en diferentes eventos tanto regionales como a nivel nacional. Los buenos contactos y movimientos de pies, fueron el principal ingrediente en esta jornada donde los boxeadores dejaron todo en el ring.

Uno de los cordobeses que sacaron la casta en su combate fue Víctor Vivanco Hernández, boxeador que participó en la categoría de hasta menos de 52 kilogramos (categoría Infantil Menor), quien se dijo satisfecho por el éxito logrado pero sobre todo porque sus golpes impactaron al rival cuando así lo planeó, siendo esta la clave de su victoria.

“Con esta victoria tenemos aproximadamente un mes para prepararse para el siguiente combate que será la fase estatal de la Olimpiada. En este combate me ayudo los movimientos de la cintura, pero sobre todo que fui paciente para encontrar los espacios y ahí conectar. Nos vino bien la pelea, sobre todo al momento de contragolpear”.

“Mi meta como la mayoría de los boxeadores es de alcanzar el profesionalismo, pero sabemos que eso no es nada fácil por lo cual voy a seguir preparándome. La intención es poder debutar a los 17 años, se que no es nada sencillo y sobre todo no debe uno de apresurar las cosas”, sentenció.


Gabriel Quintana

El Mundo de Córdoba