El Barcelona terminó invicto en su grupo tras vencer 2-0 al Sporting de Lisboa. Los culés ya tenían amarrado el primer lugar del sector D y para su último compromiso, disputado en el Camp Nou, el técnico Ernesto Valverde mandó un equipo al campo compuesto por varios suplentes.

A la vez Lionel Messi permaneció en la banca, segunda vez en fila en esta Champions, e ingresó al minuto 61 en lugar de Vidal.

El marcador se abrió al minuto 58 por conducto de Paco Alcácer, quien remató a primer palo un cobro de tiro de esquina, premio al dominio blaugrana en el compromiso.

El encuentro se consumó ya en el tiempo agregado cuando Jeremy Mathieu, ex jugador culé, mandó la pelota a su propia portería en un intento por despejar un centro de Denis Suárez, el cual buscaba a Luis Suárez.

Los blaugrana terminaron la Fase de Grupos con 14 puntos, resultado de cuatro triunfos y dos empates, el otro boleto a Octavos se lo quedó la Juventus al acumular 11 unidades.


Reforma