Cleveland, EUA.- La NBA multó con 25 mil dólares al jugador de los Warriors, Stephen Curry, por aventar su protector bucal al público durante el juego 6 de las Finales.

Pero en buenas noticias, sí podría jugar el último juego de la temporada.

Tras una falta sobre LeBron James faltando poco más de cuatro minutos en el juego, Curry, dos veces Jugador Más Valioso de la liga, se molestó con la marca y enfurecido arrojó el protector y luego encaró al árbitro, lo que le ganó su primera expulsión de su carrera.

"Nunca había sido expulsado, fue una sensación rara. Simplemente fue tan frustrante", dijo Curry tras el juego de anoche, que los Warriors perdieron 115-101 y empató las Finales 3-3.

Por su parte, el coach de Warriors, Steve Kerr, también fue multado por 25 mil dólares, él por criticar a los oficiales.

Sobre esa polémica jugada con James, Kerr manifestó que Curry tenía toda la razón de estar molesto.

"Es el JMV de la liga, le marcan seis faltas, de las cuales tres fueron absolutamente ridículas. En una le roba de manera limpia el balón a Kyrie Irving y en la última LeBron se dejó caer. Jason Phillips cayó por eso, una simulación", declaró.

Kerr agregó que no perdieron por los errores arbitrales y destacó que Cleveland merecía ganar, pero las marcaciones de las faltas eran "increíblemente inapropiadas".

El séptimo y definitivo juego de las Finales entre Warriors y Cavaliers será el domingo 19 de junio.

REFORMA