II DE LA REDACCIÓN

EL MUNDO DE CÓRDOBA

 

Tezonapa.- El cuerpo de un expolicía municipal que estaba reportado como desaparecido desde el pasado martes, fue encontrado anoche a orillas de un cañal cerca del camino que utilizan camioneros para sacar la caña. Familiares que llegaron al lugar, lo reconocieron por la ropa que portaba.

Se trató de Antonio López Cabal, de 30 años, quien tenía su domicilio en la colonia El Silbato y que se había desempeñado como policía municipal hace un par de años.

El cuerpo fue reconocido de manera oficial por Esteban López, su padre, quien confirmó a las autoridades ministeriales que el exuniformado estaba desaparecido desde el martes pasado.

 

El aviso

El hallazgo del cuerpo se dio alrededor de las 19:00 horas, luego de que el agente municipal de Paraíso fuera alertado sobre un cuerpo entre unos cañales, en una vereda que está entre los pueblos de Paraíso y Presidio, por lo que autoridades municipales se trasladaron al lugar para verificar el reporte.

Luego de constatar que se trataba un hombre, vestido de negro, dieron parte a las autoridades ministeriales para pedir la presencia de los peritos criminalistas, mientras el lugar era acordonado por los uniformados, en espera de la llegada de los especialistas para que realizaran la inspección ocular pertinente y levantaran los indicios.

El expolicía presuntamente fue asesinado a balazos y presentaba un impacto de bala a la altura de la cabeza, según autoridades por las heridas que se le podían apreciar a simple vista, pero esto lo determinará periciales, luego de que le sea realizada la necropsia de ley.

El cuerpo de quien fuera uniformado municipal fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de la ciudad de Córdoba, donde se reconocería de manera oficial.