Veracruz, Ver.- La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que se localizaron ocho fosas con 47 cráneos y cientos de partes en la comunidad de El Arbolillo, municipio de Alvarado.

Entre los restos encontrados ahí se presume se encuentren tres de los cuerpos de la familia Sánchez Pérez, originaria de Querétaro y que desapareció en septiembre del 2016, así como del joven Baruch Grageda y Isaías Jácome Hernández, desaparecidos también en 2016.

En rueda de prensa, el funcionario informó el total de los cuerpos que el personal de Servicios Periciales exhumó de las ocho fosas después de que se obtuvo la autorización de un juez de control de la ciudad de Veracruz, acorde con lo que establece el nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales.

“Se trabajaron ocho fosas, las cuales se encuentran ubicadas aproximadamente a 10 kilómetros al centro de Alvarado, ello en un perímetro de 120 metros cuadrados, que es colindante a la laguna de Alvarado; de dichas exhumaciones hasta el momento se han extraído 47 cráneos más múltiples partes corporales”, detalló.

Sobre el caso de la familia Sánchez Pérez, la denuncia de la desaparición derivó en el inicio de la carpeta de investigación 96/2016, radicada en la Fiscalía de la ciudad de Alvarado.

En ese sentido, personal de la FGE se puso en contacto con la Fiscalía General de Querétaro para informar acerca del presumible hallazgo de los restos de los tres integrantes de la familia Sánchez Pérez, con la finalidad de que sus seres queridos comparezcan ante las autoridades veracruzanas para la identificación de los cuerpos y proporcionen sus muestras de ADN para realizar una confrontación.

Winckler Ortiz aseguró también que se hallaron los restos de Baruch Grajeda García, a quien se denunció como desaparecido en la ciudad de Veracruz en julio del 2016, lo cual derivó en la carpeta de investigación 872/2016, radicada en la ciudad de Veracruz.

De igual forma, el fiscal general del Estado refirió que existen indicios que permiten presumir que en los restos exhumados se hallan los del joven Isaías Jácome Hernández, cuya desaparición se denunció como desaparecido el 6 de septiembre del 2016, iniciándose la carpeta de investigación 1582/2016, radicada en la Fiscalía de esta ciudad de Veracruz.

El funcionario explicó que personal de Servicios Periciales inició los trabajos correspondientes para que los restos sean identificados plenamente.

“En este momento, el área de los laboratorios de la Dirección de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado de Veracruz se encuentran realizando los trabajos de rehidratación de huellas dactilares, moldeo de arcadas dentarias, el levantamiento completo de placas fotográficas de todas aquellas características específicas que presenten los restos ya exhumados, como son lunares, cicatrices, tatuajes, señas particulares y además se tomarán muestras de ADN de estos restos óseos para estar en la posibilidad de realizar una identificación 100 por ciento fiable de estos restos”, agregó.

El funcionario garantizó que las fichas identificativas que se creen a partir de la exhumación de los restos se pondrán a disposición de los integrantes de los colectivos de desaparecidos y de la sociedad en general en la Fiscalía General del Estado y en la base de datos oficiales.

Por último, Winckler Ortiz precisó que el personal de la Fiscalía General del Estado continuará trabajando hasta esclarecer los hechos y que los responsables sean castigados.

REFORMA