II DE LA REDACCIÓN

EL MUNDO DE CÓRDOBA


La Fiscalía General del Estado (FGE) tiene como como posible línea de investigación un “ajuste de cuentas” sobre el homicidio del joven Hiram Juset Tejeda Salas, de 25 años, quien fue hallado en el río Blanco la mañana de ayer en el camino Los Ángeles-Coetzala, a la altura del puente de este municipio.

El finado había sido reportado ante autoridades ministeriales después de haber sido privado de su libertad en el centro de Amatlán, junto con otro joven el pasado domingo. Ésta última víctima fue hallada herida y fue traslada por sus familiares a un hospital de la ciudad, donde su estado de salud hasta ayer se reportó como delicado pero estable.

Las autoridades ministeriales se mantienen herméticas sobre el motivo de la privación de libertad de ambos jóvenes y la ejecución de una de las víctima, pero se sabe que la FGE ya inició una carpeta de investigación sobre lo ocurrido.

El hallazgo del cuerpo fue a las 8:30 de la mañana, cuando vecinos de la zona alertaron sobre un cuerpo que se encontraba flotando.

Una perito del área de Servicios Periciales realizó las diligencias de campo y ordenó que el cuerpo fuera trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense, donde más tarde fue entregado a sus familiares.