Puebla.- Conflictos personales es la principal línea de investigación de lo ocurrido en Coxcatlán, según lo revelado por la Fiscalía General del Estado (FGE), la cual actualmente brinda apoyo integral a testigos protegidos.

Lo anterior lo dio a conocer la Fiscalía en el boletín 0162, donde además revela que se da apoyo a través del Centro de Protección a Víctimas del Delito a cinco testigos protegidos ante la matanza.

Los cuerpos ya fueron trasladados a Tehuacán para las necropsias, en tanto que en el lugar de los hechos se desarrollaron diversas diligencias a cargo del Instituto de Ciencias Forenses, del agente del Ministerio Público y de la Agencia Estatal de Investigación.

Con base en los primeros avances de la indagatoria ante la privación de la vida de 11 integrantes de una misma familia, la FGE tiene como principal línea de investigación, la de conflictos personales.

La información que brindan los testigos y las primeras diligencias, evidencian que hace más de 9 años, una de las mujeres occisas tuvo un hijo con uno de los presuntos agresores, bajo circunstancias de una probable agresión sexual. El hijo en cuestión resultó sin heridas ante los acontecimientos recientes.

Los testigos identifican que uno de los agresores tiene características coincidentes con el progenitor del menor ileso.La actual pareja sentimental de la occisa, presentaba múltiples heridas por arma blanca y más lesiones con respecto a otras personas.

II De la redacción

Grupo Arróniz