Fortín.- Daños materiales y cierre total de la circulación en el camino a Rancho San Marcial, fue el resultado de un choque frontal entre una camioneta repartidora de pollos y un autobús de la línea de Permisionarios Urbanos y Suburbanos. No hubo personas lesionadas.

El autobús no llevaba pasajeros al momento del percance, proveniente de la Unidad Las Flores, según testigos, el chofer viajaba a exceso de velocidad, por lo que al llegar a la curva, no pudo controlar el vehículo y se fue de frente contra una camioneta repartidora de pollo. Después de chocar, avanzó unos metros más y cayó a un barranco de aproximadamente 5 metros de profundidad.

Por su parte, el conductor de la camioneta circulaba en sentido opuesto. Cuando vio venir el camión frenó e intentó esquivar el golpe, pero el camión lo alcanzó en el lado izquierdo, haciendo que girara hasta quedar en dirección contraria. El conductor quedó aturdido, pero sin lesiones, por lo que solicitó ayuda a los vecinos del lugar.

Personal de Protección Civil asistió a los conductores involucrados, cerró el camino en ambos sentidos para evitar un accidente más y solicitó la presencia de los peritos de Tránsito del Estado y de una empresa de grúas. Dos grúas realizaron trabajos durante casi 30 minutos para sacar el autobús del barranco, mientras el chofer dialogaba con el agente de seguros contratado por la línea de autobuses.

Después de casi una hora, la circulación se restableció, y los vehículos involucrados fueron arrastrados a un corralón particular para el posterior deslinde de responsabilidades.


José Juan Cruz/El Mundo de Córdoba