Amatlán.- Un choque entre dos automóviles dejó como saldo daños materiales por más de 40 mil pesos y la obstrucción de un carril de la autopista Córdoba-Veracruz, a la altura de Rancho Trejo la noche del pasado domingo. La falta de pericia y el concreto mojado se presume que fueron las causas.

El percance sucedió alrededor de las 23:30 horas, en el kilómetro 297. El conductor de un Tsuru guinda, Rosaldo Nieves, de 31 años, se dirigía a Yanga, sin embargo, el exceso de velocidad, el concreto mojado y al no guardar su distancia lo hizo perder el control y se estrelló contra otro automóvil.


Y sale ileso

Se trata de un Nissan Versa blanco, con placas YGJ-37-48, el cual era conducido por Rodolfo Hernández, de 45 años, quien a pesar de lo aparatoso del percance resultó ileso.

Los automovilistas que pasaban por el lugar alertaron a los paramédicos de Capufe quienes abanderaron la zona y revisaron a los ocupantes de las unidades, los cuales no presentaron más que golpes leves que no requerían hospitalización.

Más tarde llegó un elemento de la Policía Federal, división Caminos, quien tomó datos y ordenó el retiro de las unidades a un corralón particular.


Erik Cruz/El Mundo de Córdoba