Córdoba. Un olor a gas percibido en la colonia Huilango, donde se encuentra la primaria Guillermo A. Sherwell, ocasionó dolor de cabeza y náuseas a 17 estudiantes, quienes fueron atendidos por los paramédicos de la Cruz Roja, que acudieron a prestar auxilio.

La situación provocó que la escuela fuera desalojada en dos ocasiones debido al olor. La segunda ocasión, los niños presentaron intoxicación moderada.

El primer reporte ocurrió a las 9:00 horas, cuando en la institución ubicada en la avenida 11 y calle 21, se comenzó a percibir un olor a gas. Con el apoyo de los elementos de Protección Civil regional, la directora comenzó a sacar a los niños de sus salones, mientras se investigaba de dónde provenía el olor.

Sin embargo, el personal de PC no halló anomalías en las instalaciones, por lo que maestros y alumnos retornaron a las aulas.

A las 12:00 horas, minutos antes de la hora de salida, el mismo olor volvió a ser detectado. En ese momento, 17 alumnos sufrieron náuseas y dolor de cabeza. Fue entonces cuando los paramédicos de la Cruz Roja arribaron al plantel para tratar a los niños, utilizando oxígeno clínico, pues presentaron una leve intoxicación, sin embargo, no fue necesario trasladados al hospital.

"Los padres de familia vinieron por sus hijos", explicó la directora de la escuela, Sofía Socorro Flores Ramos.

Aunque los trabajadores de Protección Civil buscaron el sitio del que provenía el olor, no lo encontraron, pero presumen que pudo haber salido de las alcantarillas.

Al cierre de edición, Carlos Mendoza Aguilar, coordinador de PC regional, informó que seguirían con las investigaciones.

ERIK CRUZ/EL MUNDO DE CÓRDOBA

Foto: Alumnos evacuaron las instalaciones para evitar afectaciones.