Carrillo Puerto.- Un tráiler cargado con cerveza se quedó sin frenos y volcó ayer en la tarde en la autopista Córdoba-Veracruz, a la altura de la comunidad Trinidad Sánchez. Dos de los tres empleados que viajaban en la unidad quedaron prensados.

Informes de la Policía municipal revelan que el incidente sucedió alrededor de las 15:00 horas en el carril de bajada. Jesús, Alejandro y Ángel Nuñez, de 28,30 y 35 años, viajaban en el tractocamión Kenworth con doble remolque en el que iban a Chiapas a entregar el cargamento procedente de Orizaba.

Dentro de una de las ambulancias, Jesús mencionó que el camión se quedó sin frenos desde el kilómetro 21 pero no pudieron detenerlo hasta que llegaron al kilómetro 25, donde se salieron del camino. “Se escuchó una fuerte salida de aire y luego no funcionó nada, nos salimos para evitar un accidente, pero salió peor”, explicó a uno de los paramédicos que lo atendía.

El camión cayó sobre una zanja de casi cuatro metros de ancho y parte de la primera caja aplastó la cabina, los cartones de cerveza pasaron por encima y el segundo remolque se atoró entre la tierra.

Tres paramédicos de grupo B.A.C.E y seis rescatistas de Caminos y Puentes y Puentes Federales (Capufe) atendieron a Jesús, sin embargo, sus dos hermanos quedaron prensados entre partes de la cabina y de la caja seca. “Nos queda cerca de nuestra base y apoyamos en todo lo que nos fue posible. Por fortuna todos están conscientes y nos fue más fácil darles la atención”, explicó un voluntario de Cuitláhuac.

Mientras los socorristas utilizaban el equipo de rescate urbano con el que abrieron las piezas de metal para liberar a los dos heridos, policías municipales y federales alejaban a más de 50 lugareños, quienes se acercaban lentamente para llevarse la mercancía.

Dos de los heridos fueron trasladados al Hospital General de Córdoba y el otro se quedó internado el IMSS de la avenida 11 en Córdoba. “Los que quedaron atrapados recibieron muchos golpes por el impacto y por ahora no se puede asegurar nada, pero son contusiones de consideración”, explicó un rescatista, que ayudó en el traslado de los lesionados, que al cierre de edición continuaban internados.

II ALEX VILLANUEVA

EL MUNDO DE CÓRDOBA