El hombre que fue encontrado muerto el miércoles en un lote baldío de Yanga era originario de Monte Salas, municipio de Fortín. La víctima fue identificada por sus familiares durante la madrugada de ayer.

Pedro Bañuelos Enríquez, de 34 años, conocido como “El Pedrín” había desaparecido desde la noche del martes, según el reporte. Se conoció que salió desde la tarde y ya no regresó, por lo que durante el día miércoles los familiares lo buscaron en hospitales y con las dependencias de seguridad, sin éxito.

Al enterarse en los medios de comunicación sobre el hallazgo de una persona ejecutada y desmembrada, en un terreno a orilla de la carretera federal Córdoba-Veracruz, a la altura del panteón municipal de Yanga, acudieron a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) en San Miguelito, donde confirmaron que sí se trataba de su familiar.

La víctima se dedicaba a la albañilería. Su cuerpo fue hallado cubierto con varias cajas de pizza cerca de las 8 de la mañana del miércoles, y fue por medio de una llamada anónima que los policías municipales acudieron a tomar conocimiento del hecho. La mañana de ayer, los restos ya habían sido entregados a los familiares.


II De la redacción

El Mundo de Córdoba