Puebla, Puebla .- El asesinato de los once integrantes de una familia, entre ellos dos menores de edad, ocurrido en la Inspectoría de San José El Mirador, fue por problemas personales, confirmó el Edil de Coxcatlán, Puebla, Vicente López.

"Es un hecho que apunta a que fue una venganza; y además de que fue una venganza, ya tienen los nombres (de los responsables), pero obviamente nos piden discreción", detalló.

Aseguró que el homicidio fue a consecuencia de problemas personales y no por diferencias religiosas, como lo había especulado por la mañana.

"La venganza es por motivos personales, totalmente se descarta que hayan sido asesinados por motivos religiosos", aseguró.

López dijo que el multihomicidio ocurrió en dos viviendas internadas entre la Sierra Negra y la Sierra Mazateca, en los límites con Oaxaca, cerca de las 00:11 horas de este viernes.

Indicó que las víctimas fueron identificadas como Alejandra, Ángel, Jonhy, Isabel y Belén Hernández Sánchez, quien presuntamente estaba embarazada.

Además de Plácida Sánchez Martínez, Baltazar Sánchez Montalvo, Silvia Sánchez y su esposo, quien no ha sido identificado, y las niñas Monserrat y Carolina.

Por otra parte, dijo, Ana Elisa Sánchez, de 5 años, quien recibió un balazo en el tórax, y Maribel Hernández, de 4 años, con una herida en el abdomen, se encuentran estables en el Hospital General de Tehuacán.

Cerca de las 17:00 horas, las autoridades concluyeron las diligencias y los cadáveres fueron bajados con ayuda de los pobladores, debido a que las condiciones del camino no permiten el paso de vehículos.

Reforma