Los tres hermanos que volcaron en un tráiler la tarde del jueves en la autopista Córdoba-Veracruz, a la altura de Carrillo Puerto, continúan internados y su estado de salud se reportó como estable.

Los gastos generados por el accidente están en proceso de ser absorbidos por la aseguradora del tractocamión.

Ángel Núñez, de 35 años, ingresó al hospital del IMSS de la avenida 11; presentó traumatismo de cráneo y contusiones múltiples mientras que Alejandro y Jesús Núñez, de 28 y 30 años, permanecen en el Hospital General de Córdoba, debido a las fracturas en los arcos costales y otras lesiones en el cuerpo que sufrieron al quedar prensados.

Permanecerán un par de días más bajo observación médica, mientras que la compañía aseguradora espera el dictamen de la Policía Federal división Caminos para completar el proceso legal.

Los hermanos transportaban cerveza, pero se salieron de la pista en el carril de bajada del kilómetro 25.

Uno de ellos argumentó que se quedaron sin frenos y cayeron sobre una zanja de cuatro metros.

Ángel salió por su propio pie mientras que Jesús y Alejandro terminaron prensados en la cabina entre fierros retorcidos y cartones con el producto alcohólico.

Paramédicos de grupo B.A.C.E. y socorristas de Cuitláhuac trabajaron con el equipo de rescate urbano, los inmovilizaron y trasladaron a los hospitales de Córdoba.