Ixtaczoquitlán.- Tres sujetos fueron detenidos por elementos de la Fuerza Civil luego de una persecución sobre la avenida San Juan, la cual culminó en la entrada a la unidad habitacional El Guayabal, luego de que dispararan sobre los neumáticos de la camioneta donde viajaban los individuos, la cual se subió violentamente a la banqueta para finalmente entrar al jardín de una vivienda.

Por el fuerte hermetismo de parte de las autoridades se desconocen los generales de los tres hombres, y si es que serían puestos a disposición de la Unidad Integral de Procuración de Justicia del distrito de Orizaba.


Los hechos

Trascendió que ayer por la tarde, un grupo de elementos de la Fuerza Civil fuertemente armados tenían instalado un retén a la altura del trébol de Escamela. Justo en esos momentos circulaba una camioneta blanca Jeep, matrícula TUC-8302 de Puebla, donde viajaban tres hombres.

Acto seguido le hicieron la parada, pero inexplicablemente el conductor imprimió mayor velocidad y escaparon. Rápidamente los elementos policiacos abordaron su unidad e iniciaron la persecución sobre la colonia San Juan.


Disparan

Según vecinos alcanzaron a escuchar varias detonaciones, por lo que se presume que los policías le dispararon a los neumáticos de esa unidad automotriz, y con los rines continuaron su escapatoria.

En el bulevar 8 de Enero y calle Rancho Salas, en El Guayabal, el chofer perdió el control y tras subirse a la banqueta, se fue a meter a un jardín de una vivienda, ante el pánico y angustia de los vecinos.

Enseguida bajaron con lujo de violencia a los tres ocupantes y tras subirlo a la patrulla, se retiraron dejando abandonada la citada unidad, sin que nadie de ellos se haya quedado a resguardarla.

Posteriormente llegaron agentes de la Policía Ministerial, los cuales se encargaron de asegurar esa camioneta y una vez que peritos de los Servicios Periciales realizaron la inspección ocular, procedieron a remolcarla al corralón con el fin de deslindar responsabilidades.