Se gana y cuando se vence no hay nada mejor que cantar, aunque a veces en el deporte mexicano se canta llorando, muy acorde con las derrotas con la cara apuntando al sol o a la luna, según sea el horarios de los partidos en los diversos deportes del planeta, no resultando para nada una excepción el voleibol a nivel internacional.

Aunque el equipo casi invencible de la República Dominicana, actual monarca de la Sub 20 femenil para nada parecen cantar el Cielito Lindo muy nuestro, y si cualquier ritmo tropical que sea, o musicalmente se parezca a la Bachata, ya habiéndose contemplado juego tras juego de los que llevan certificados por las ovaciones del publico cordobés, que sobre todo en los momentos en que esperan el saque del equipo rival, las morenas de fuego cantan y re cantan, e inclusive danzan moviendo de manera sinuosa y exactas sus maravillosas cinturas.

No sabiéndose en realidad si todo eso obedece para meterles mas nervios al rival, o simple y gustosamente por el cascabel que llevan en mitad del pecho, acompasando los ritmos también tropicales de sus corazones.

El hecho es que la República Dominicana con ritmo marcado por la misma historia fue descubierto por Cristóbal Colon en 1492, convirtiéndose tiempo después en el primer lugar de asentamiento europeo de las Antillas o Islas del Caribe.

Siendo proverbial la alegría de sus habitantes desde tiempos inmemoriales, que tienen en el cultivo de la azúcar la base para uno de sus mejores ingresos, teniendo sus habitantes muchos motivos para danzar y sentirse plenamente felices, ya que su economía es la numero nueve en América Latina y la numero uno en el área de de Centro América y del Caribe.

Y ya que se habla del número uno, la Selección Sub 20 de Dominicana cantando, bailando, retozando y venciendo, esta defendiendo su corona de reina en dicho evento mundial, recordando su coronación llevada al cabo en el 2015 en Puerto Rico, venciendo en épica final a su similar de Brasil tres sets por dos.

Esa coronación revivió entre las deportistas dominicanas el baile y el cántico de la Bachata, corriente musical con muchos fragmentos del Bolero Rítmico como a la vez influenciado ni más ni menos por el Son Cubano y el Merengue.


TOMÁS SETIÉN FERNÁNDEZ

« EL VOLEIBOL Y LA HISTORIA »


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz