Culminó de forma exitosa la clínica impartida por el seleccionado nacional Israel Gutiérrez Zermeño, misma que se realizó a lo largo de dos jornadas, donde mas de 30 jóvenes de Córdoba principalmente, recibieron los conocimientos y consejos del actual integrante de los 12 Guerreros.

Fue la el gimnasio “Unidad y Trabajo” donde se llevó a cabo el cerrojazo del curso, en el que Gutiérrez Zermeño aprovechó inclusive para compartir la cancha con los participantes, situación que lleno de motivación pero sobre todo admiración, a los presentes, ya que el jugador profesional siempre mostró disposición y una gran actitud para atender sus dudas del denominado ‘deporte ráfaga’.

Como se anunció a inicio del curso, los jóvenes recibieron su reconocimiento y de paso se tomaron la tradicional fotografía con el seleccionado, por si fuera poco, algunos de los chicos también solicitaron que plasmara su firma en sus jerseys.

Antes de partir la directiva de los Cafetaleros de Córdoba conformada por Guillermo Luis Medina y Raúl Reynoso, presidente y director ejecutivo respectivamente; entregaron una fotografía para el recuerdo, al igual que un pequeño reconocimiento.

“Para nosotros es un honor que nos hayas acompañado, porque a partir de ahora, uno de estos jovenes buscará seguir tus pasos. Primero culminar una carrera profesional y luego intentar trascender en el baloncesto. Esa idea es la que nosotros tratamos de inculcarles a nuestros muchachos. Que el baloncesto es sólo un medio y no un fin”.

Indicó Luis Medina quien agradeció la presencia de algunos padres de familia pero sobre todo a los propios jóvenes por darse la oportunidad de tener la iniciativa de mejorar sus fundamentos y conocimientos del baloncesto.


Gabriel Quintana

El Mundo de Córdoba