Todo tiene un principio, incluyendo las esperas un tanto largas para lograr consagratorios títulos de Liga, teniendo que hacer prolongadas filas frente a la taquilla del éxito y de la notoriedad una gran cantidad de equipos, para lograr esos sus nunca olvidados primeros cetros.

De esa forma el ahora favorito para ceñirse la corona del torneo de Clausura 2017 equipo de los Tigres de la U. de Nuevo León, mismo que apareció en la actividad del futbol mexicano rentado dentro de una Segunda División en el año de 1967, sosteniendo sus primeros clásicos norteños ante el cuadro de los Jabatos de Nuevo León. Lograría su primer cetro de liga dentro del máximo circuito del balompié rentado azteca hasta la campaña 77-78, cuando dirigidos por inolvidable pensador de la banca Carlos Miloc, derrotando a los Pumas de la Universidad en el partido de ida de la gran final dos por nada celebrado en Monterrey, para luego empatar a uno se colocarían su primera corona de liga del máximo circuito del balompié rentado azteca.

Con aquel gran jugador uruguayo Walter Daniel Mantegazza anotando toda la producción goleadora de su escuadrón, los felinos del norte doblegarían a un equipo mermado hasta el máximo cuando mando por delante a tres jugadores titulares de los tamaños de Hugo Sánchez, Leonardo Cuéllar y Zarza a aquella selección mexicana de infame recuerdo, que termino finalizando en el último lugar del Mundial Argentina 78.

Jugadores que resultaron claves en aquel torneo plenamente inolvidable para los Tigres, aparte de la presencia de Mantegazza fueron Tomás Boy, Batocletti, Sergio Orduña, el portero Mateo Bravo y el Patrulla Geronimo Barbadillo.

Siendo a la vez importante la relación con sus propios jugadores a los cuales les dio el afecto y la asesoría de un padre a sus hijos, el trabajo desarrollado por Carlos Miloc.

Luego el propio Miloc repetiría color monárquico, llevando a Tigres a vencer en épica tanda de penales a los Potros de Hierro del Atlante en el torneo 81-82, siendo esa la primera ocasión en que se definía un campeón de liga colocando el balón en el punto de la fatalidad o penales.


TOMÁS SETIÉN FERNÁNDEZ.

« A MANERA DE COMENTARIO »


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz