Ciudad de México .- Miembros de la NBA y de los los tres equipos involucrados en el par de juegos oficiales deberán cuidar más sus pertenencias este fin de semana en la capital.

Y es que ayer alguien robó una cámara de video durante los entrenamientos de los Mavericks de Dallas y Soles de Phoenix en la Arena Ciudad de México.

Una fuente de seguridad de la NBA reveló a CANCHA que, alrededor de las 14:00 horas, a un miembro de los Suns le habían robado su cámara.

La persona dejó el aparato, del cual se desconoce el precio, en un sitio de la Arena, y minutos después ya no estaba en ese lugar.

Al darse cuenta del hurto, personal de seguridad del inmueble comenzó a revisar el circuito cerrado para tratar de detectar al ladrón.

El problema es que ayer hubo muchas personas al interior de la Arena, pues además de decenas de comunicadores estaba gente que llevaba mercancía para los stands, trabajadores que montaban los mismos, y hasta personal que entraba a dejar letreros.

Después de lo ocurrido, el personal de custodia se encargó de revisar a todos los que entraban y salían de la Arena; no dejaron salir a ningún miembro de medios de comunicación por unos 20 minutos.

Varios reporteros y fotógrafos tuvieron que formarse a la salida, mientras los de seguridad les revisaban con minuciosidad sus pertenencias. A nadie de ellos se les encontró nada y siguió la búsqueda.

Al cierre de esta edición no se tenía información si habían recuperado la unidad de filmación.

Reforma